miércoles, 21 de mayo de 2014

Olvida el sentir de las palabras
Que ya existen
En otros lados
Tu lugar común fue invadido
Acepta
Ya no hay remedios aquí

Ya no más en tu lecho
Donde extrañabas
imaginabas perderla
entre tus dedos
tan frios como la esperanza
tan agobiantes como una obsesión

Basta
Que la cuenta es alta
Y ya solo esperan
Nuestra partida.